“Usted es lo que come”.

Rate this post

Alimentación saludable.

Una dieta sana proporciona calidad de vida, ya que nuestro cuerpo funciona de forma adecuada a todas las funciones y es una de las mejores maneras de prevenir cualquier enfermedad.

Tal vez usted ya esté cansado de escuchar la frase “usted es lo que come”, sin embargo, no es más que la pura verdad. Incluso el estrés, la ansiedad y el humor se alteran de acuerdo con lo que come. Con una dieta sana, usted también puede mantener una presión equilibrada y prevenir los síntomas de la menstruación, como el TPM!

Pero, desgraciadamente, muchos todavía se preocupan más por la estética que con la salud y ahí son las mayores tasas de desequilibrio alimentario. No ayuda a tener el cuerpo que quiere, si lo que come no es todo lo que su cuerpo necesita para una vida sana.

Y es ahí donde la gran confusión se forma: comer sano no está relacionado a ninguna dieta, sino en el mantenimiento del peso ideal. Pero, por supuesto, si usted está sobrepeso, es posible hacer un régimen sin descuidar la salud.

Adquirir una dieta sana requiere ciertas cantidades, sin exageraciones y también sin exclusiones, horarios de rutina y alimentos que suministran el cuerpo: proteínas, carbohidratos, grasas, fibras, calcio, vitaminas y otros minerales. Es importante verificar la calidad de los alimentos para consumir buenos productos y no perjudicar su salud.

Comer en la calle
Actualmente, es cada vez más difícil alimentarse en casa debido a la carrera del día a día. Muchas personas ponen su salud de lado y no practican ejercicios físicos o comen correctamente. En el desayuno, opte por alimentos más nutritivos, como panes integrales, jugos naturales, frutas, cereales y yogures naturales.

Snacks durante el día son un problema para aquellos que trabajan fuera porque hay sólo opciones como bocadillos grasientos o deciden pasar horas sin comer. Deje en la bolsa o en el trabajo barras de cereales, frutas, jugos de frutas, galletas de sal y otros aperitivos ligeros y nutritivos.

Para usted que almuerzan fuera de la casa, opte siempre por restaurantes self-service donde es posible elegir los platos que serán consumidos. Comience el almuerzo con un buen plato de ensalada (alimentos que se ofrecen en una variedad de estos restaurantes), elija una opción de carbohidratos, proteínas y vegetales.

Si usted deja el trabajo directamente a la universidad o un curso, busque la cena antes de ir. En muchos casos, esta no es una pizera viable, de esta forma, haga una merienda saludable evitando salsas industrializadas, refrescos, salados y dulces.

Los tiempos de comer lejos de casa no siempre son los mejores, pero reserve ese tiempo para disfrutar de la comida y sentirse satisfecho.

Consejos para una alimentación saludable

Consumir al menos 5 porciones de frijoles  durante la semana;
No consume la grasa de las carnes y prepárenlas de la manera más sana posible;
Evite el consumo de aceites vegetales y mantequilla, limitando el consumo a sólo una porción por día;
Evite al máximo el consumo de refrescos y jugos industrializados;
Haga con menos sal con alimentos;
Beba 2 litros de agua diariamente;
No salte sus comidas y coma cada 3 horas;
Evite el consumo de salchichas y quesos amarillos;
No consumir líquidos durante las comidas;
Haga al menos 30 minutos de ejercicio físico diariamente

Alimentación por edad
Los hábitos alimenticios se modifican de acuerdo con las fases de la vida. La alimentación infantil es diferente de la alimentación de un adulto o de edad avanzada. Es necesario equilibrar y saber lo que es esencial para cada edad, de modo que en todas las etapas los hábitos son saludables.

Alimentación durante el embarazo
La mujer embarazada Para que el bebé se desarrolle adecuadamente, es necesario que la dieta de la madre sea sana y es esencial para reducir el riesgo de parto prematuro, aborto, presión arterial alta e incluso obesidad futura. Además de la alimentación, también estará alimentando al bebé, por lo tanto, el valor será un poco mayor, pero no el “doble” como usted oye.

La alimentación de una mujer embarazada necesita obtener todos los nutrientes, pero es esencial para moderar aún más en dulces y grasas y aumentar la cantidad de vegetales, verduras y frutas, para garantizar el buen desarrollo y crecimiento del bebé.

En la dieta de una mujer embarazada: ácido fólico, calcio, hierro, proteína, fósforo, magnesio, vitamina A, vitamina D, vitamina C, vitamina B12, tiamina, riboflavina, piridoxina, niacina y cinc.

Ver también algunos consejos:

Evite el exceso de cafeína, como máximo 300 g al día;
Reducir el consumo diario de alimentos grasos;
Evite el uso de edulcorantes;
Coma cantidades más grandes de calcio y hierro.
Alimentación de bebés
Baby PlayingAté en los seis meses, la leche materna es esencial para el buen crecimiento y desarrollo del bebé y tiene elementos esenciales. Si no fuera posible

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *